Wii

Adelanto para Wii y PS2: Dokapon Kingdom

adelanto-para-wii-y-ps2-dokapon-kingdom

Competir para ganar oro, capturar ciudades, salvar al reino y conquistar a la princesa. ¿No es eso lo que todos queremos? En la ficción de los videojuegos -para algunos, también en la vida real- esos son en general los objetivos.

Este, en particular, reúne todas las metas en una misma trama. Hablamos de Dokapon Kingdom, el próximo juego de vídeo de Wii y PS2 de estilo RPG.

En el reinado de Dokapon todos aman el dinero (¿coincidencias con la realidad?) El Rey de Dokapon nos ha ofrecido su reinado, y lo que pide a cambio es que nos encarguemos de eliminar de la faz del reino a una horda de monstruos invasores. El problema es que le ha ofrecido la misma recompensa a otros, por lo que debemos competir contra otros jugadores en una serie de desafíos y disputas para lograr nuestro cometido. Si vencemos, la recompensa será jugosa; si perdemos, pasaremos a la infame lista de vencidos.

El juego funciona por turnos, como en los juegos de mesa tradicionales: avanzamos por pasos, para caer en diferentes espacios, como ruletas, espacios donde nos cobran impuestos por las ciudades que poseemos o para comprar armas o pociones mágicas. Estos lugares son de importancia estratégica en el juego, ya que nos pueden ayudar a ganar tanto como dejarnos en la ruina. Los casilleros amarillos, por ejemplo, son donde nos enfrentamos en combate con otros jugadores, y donde podremos ganar habilidades y destrezas en el combate. También es ahí donde surgirán eventos azarosos que nos pueden traer la fortuna o el desastre, dependiendo de nuestro desempeño.

El juego se lanzará el 14 de octubre y contará con una gran variedad de personajes y escenarios y por lo que pudimos ver y leer acerca de él, es bien entretenido e ideal para jugar con más personas. Así que si quieres derrotar a tus amigos y competir con ellos en batalla y demostrarles quién es el mejor, Dokapon Kingdom es una excelente opción. Claro que deben gustarte los juegos de rol, que no son del agrado de todo el mundo. A mí, por lo que me toca, no son los que más me atraen, pero éste resulta entretenido.