Wii

Ark of Sinners, demasiado previsible

Anima: Beyond Fantasy es un popular RPG de origen español, del que sale este Ark of Sinners, a modo de un spin-off. Sin embargo, el resultado final no puede decirse que haya sido el deseado pese a las grandes expectativas fijadas por sus creadores fundamentadas en el éxito anterior de la marca.

Aspectos como el diseño de los personajes y las localizaciones son correctos, incluso atractivos, pero el juego no convence.

En esta ocasión el personaje es Celia, una intrépida guerrera que espada en mano deambula por la ciudad de Arca rodeada de misterios, criaturas hostiles y un compañero al que debe encontrar. Esa es su misión principal y a la que tendrá que llegar tras superar numerosas pruebas.

Poco ágil

El problema radica en la poca agilidad del juego; resulta lento en la resolución de los problemas y apenas presenta dificultad para el jugador habituado a este tipo de videojuegos. Es demasiado previsible y sencillo.

La escasez de potenciadores hace que la progresión del personaje apenas se note, algo vital en un Metroidvania, al que se le pide mejorar, crecer, ser cada vez más poderoso para que no haya ningún obstáculo, dificultades que aquí se solucionan con un interruptor o, directamente, por arte de magia y exigencia del guión.

Y estando bien planteadas las zonas de plataformas, bien en diseño de niveles y bien en su apartado gráfico, es una pena que un proyecto prometedor se haya quedado en algo previsible e irrelevante. No siempre se acierta con las segundas partes de los éxitos.