Wii

Boom Street, capitalismo superlativo

fotomonopoly

Boom Street es un juego clásico de mesa que recuerda al Monopoly aunque en esta ocasión las acciones bursátiles cobrarán gran importancia. El objetivo, obviamente, enriquecernos lo más posible y arruinar a nuestros contrincantes. Capitalismo superlativo, pero con ciertas dosis de humor.

El juego permite la competencia entre cuatro jugadores y también está disponible para jugar en red.

Elegir las reglas

Los controles sencillos y tendremos una primera elección a la hora de elegir las reglas con las que vamos a jugar: fáciles o normales. Las segundas son más entretenidas, también añade algo más de complejidad al juego y, por consiguiente, resulta más interesante.

Aunque disponemos de un tutorial, lo mejor es empezar a jugar e ir aprendiendo de los errores que vayamos cometiendo para no repetirlos y mejorar nuestra técnica de juego.

Disponemos de distintos personajes para jugar, aunque sólo se diferencia por su aspecto, pues no añaden ninguna característica propia al juego. La estética del mundo de Mario, el popular fontanero de Nintendo, es la que encontraremos en todos ellos.

Las partidas duran en función del tamaño del tablero, aunque el objetivo siempre será el mismo: amasar dinero y arruinar a al resto de jugadores. En la parte inferior derecha de la pantalla se muestran los jugadores y su cantidad de dinero en efectivo y los bienes, que es la suma del efectivo, las propiedades y las acciones, y la cifra que tiene que alcanzar hasta lograr el objetivo para poder ganar la partida. Tiramos el dado en cada turno y nos movemos por las casillas que reflejan distintas oportunidades de compra, inversiones, etc..

Ritmo lento

El ritmo de juego es lento, y tenemos quizás excesivo tiempo para la toma de decisiones. Hubiera sido más interesante tratar de dinamizar algo más el tempo de juego.

A nivel técnico el juego apeas aporta grandes sorpresas, pues se trata de un clásico juego de mesa en que es difícil sorprender.