PC

Chivalry: Medieval Warface, violentas batallas en la edad media

fotochivalry

Las batallas y los escenarios de la edad media son temas muy recurrentes en los videojuegos de acción, y éste es el caso que nos ocupa: Chivalry: Medieval Warfare, un título que nos presenta un planteamiento original, una estética atractiva y grandes dosis de brutalidad en los combates. La competencia con el gran War of the Roses está servida.

Un multijugador sencillo

El multijugador de Chivalry es sencillo, sin inventos que se sabe donde empiezan pero no siempre en qué terminan. Dos equipos de jugadores (hasta 32 en una misma partida) que escogen a una de las cuatro clases disponibles, cada una de ellas con armamento, habilidades y características distintas, abandonados a su suerte en los campos de batalla cuyo desarrollo se basa en el clásico de que unos atacan y otros defienden. Y es ahí donde radica la fuerza del juego: el combate cuerpo a cuerpo.

Espadas, sangre, vísceras, amputaciones, cabezas rodando… Chivalry es un juego impactante a nivel gráfico, más por lo artístico que por lo técnico. No se ahorran detalles a la hora de mostrar la brutalidad de la guerra. Está muy bien trabajado y sin duda se adapta perfectamente a los juegos que pueden ser disfrutados en el PC.

Potencia visual

Las partidas mantienen el interés del jugador en todo momento. Pese a su sencillez, la potencia visual del juego hace que no nos resulten monótonas. No nos cansaremos de combatir y de tratar de infligir el máximo daño posible a nuestros enemigos. Violencia extrema, pero sólo mientras dura el juego. La edad media vuelve a estar está de moda.