Play Station

Dishonored, libertad de acción

Dishonored, el nuevo trabajo de los franceses Arkane Studios con Bethesda Softworks en la producción, es un juego de acción para la Play Station 3 muy entretenido y que permite al jugador actuar con bastante libertad en la toma de decisiones. Quizás sea ésta su principal virtud.

Aventura apasionante

Es una aventura apasionante, con una jugabilidad que permite múltiples posibilidades y un universo fascinante que te atrapa y no te suelta, algo que muy pocos videojuegos del mismo estilo consiguen, pues pecan en la mayoría de las ocasiones de reiterativos.

Es verdad que no se puede considerar que Dishonored sea muy innovador, pero su gran despliegue artístico, la jugabilidad y la enorme libertad que proporciona al gamer, muy limitada en otros juegos de acción, consiguen un terminado redondo y sin fisuras que nos hará pasar largas horas de entretenimiento.

La historia arranca cuando la emperatriz del reino es ejecutada en presencia de Corvo, el principal personaje de la historia, sin que éste pueda hacer nada para evitar ser acusado falsamente de asesinato, siendo víctima de una oscura conspiración en su contra.

Estrategia abierta

Antes de ser ejecutados tendremos que escapar de la cárcel y, con la ayuda de la resistencia que quiere derrocar al nuevo gobierno, comenzaremos a diseñar nuestra propia venganza, que será más o menos violenta a voluntad del jugador.

Dishonored no inventa nada, no plantea algo que no hayamos visto otras veces, pero demuestra que no hace falta volver a inventar la rueda para hacer un gran juego, cuidado y muy trabajado.