Nintendo

El Profesor Layton y la Máscara de los Prodigios: éxito asegurado

fotolayton

La quinta entrega de El Profesor Layton está llamada a ser una de las más vendidas durante la campaña de Reyes para los usuarios de la Nintendo DS. En esta ocasión, la historia se desarrolla en una imaginaria ciudad, Montedore, en la que el objetivo será desenmascarar a un villano.

Mucha más aventura

En La Máscara de los Prodigios se apuesta más por la aventura que en entregas anteriores, como en La llamada del espectro, aunque evidentemente estamos ante un título que exige reflexión y lógica, y seguirá siendo importante. Es la base del juego y prescindir de ella sería desnaturalizarlo.

Ese plus de habilidad y reflejos que ahora está presente hace más atractivo y ameno al juego. En ocasiones los puzzles dejan de ser estáticos y pasamos a la acción en persecuciones que requieren observación y habilidad. Pero esto es sólo en momentos muy puntuales, mientras que el resto de las 20 horas se desarrollan con la fórmula más clásica de explorar una ciudad a golpe de stylus, buscando puzzles y pistas, dialogando e intentando poner solución a todos los misterios de Montedore y del pasado del Profesor Layton.

Mejor uso de la pantalla táctil

Seguimos interactuando con el escenario y con los personajes en busca de puzzles, monedas de pista y algunos secretos, pero ahora utilizamos la pantalla táctil para manejar una lupa que se mueve por la pantalla superior, iluminándose cuando hay algo de interés.

En cuanto a puzzles encontraremos 150 acertijos y la posibilidad de descargar otros nuevos diariamente. El juego en este aspecto mantiene el interés durante horas y horas. La exitosa saga continúa por la senda del éxito.