Play Station

Fuel Overdose, conducción violenta en un mundo post apocalíptico

fotofuel

Fuel Overdose es un juego de conducción que combina la velocidad y la acción. Carreras peligrosas en las que, además de intentar ser el más rápido, habrá que ser el más listo y hacer uso de las armas para terminar por delante de los rivales.

Rivales muy violentos

En este juego no sólo hay que estar pendiente de la carretera intentando conducir lo más rápido posible. Hay un grupo de corredores que no cesa de lanzar misiles, disparan con ametralladoras o dejando minas por el camino. Y todo ello en unos escenarios de estética apocalíptica. Pues sí, si estáis pensando en Mad Max, hay algo que recuerda al clásico cinematográfico interpretado por Mel Gibson.

Fuel Overdose está cerca de los clásicos arcade de velocidad extrema que triunfaron en los años 90. Ahora la historia parte del desastre post cambio climático, que ha dejado la Tierra prácticamente sin vida, con pandemias que matan a la población. Una poderosa sociedad dispone de las vacunas que pueden salvar a los supervivientes, y esa búsqueda del remedio será el motivo de las violentas carreras en las que impera sólo una ley, la del más fuerte.

Frenético arcade

Estamos por tanto ante un frenético arcade de velocidad en el que los derrapes imposibles, saltos espectaculares y brutales colisiones entre coches estarán a la orden del día, creando una sensación de caos total. Algo que se ve muy favorecido por el diseño de los circuitos, en los que nos toparemos con todo tipo de trampas mortales y zonas de peligro.

La historia recuerda a clásicos como Ravanged, aunque la estética de Fuel Overdose se inspira el manga japonés.