Wii

Golden Eye 007, demasiado clásico

Los juegos de acción están en permanente evolución y los cambios buscan, sobre todo, sorprender a los gamers. Por eso, este remake de Golden Eye peca precisamente de no aportar esas novedades. Es un juego de acción, sí, pero clásico.

Aunque antes pudiésemos pasarnos horas perdidos por los pasillos e ir eliminando a los enemigos que iban saliendo puerta tras puerta, hoy el videojugador reclama otro tipo de experiencias, más interactivas. No basta el disparar.

Sencillez extrema

Esta reinterpretación de GoldenEye se basa en la historia original del film homónimo de 1995. La distribución por fases sigue intacta, pero son los escenarios los que han cambiado. Ahora se tiende más hacia el pasillismo, con alguna zona de mayor amplitud para dar una sensación de falsa libertad, pero la linealidad del juego es bastante más acusada que en la entrega original. La sencillez es tal que nunca hace que estemos en tensión. Todo depende de seguir el radar que nos indica donde está el objetivo y ejecutar las órdenes que tengamos encomendadas.

Nuevas tendencias

El modo multijugador ha cambiado hacia las nuevas tendencias. Ya no hay que ir buscando las armas, primero, para eliminar al enemigo, después. El sistema de experiencia, niveles y mejoras también llega al universo 007, y es a base de jugar y jugar cuando vamos notando una mejora en nuestra experiencia de juego.

Positivo es el hecho de que tenga más de una quincena de modos de juego distintos, tanto para jugar online como a pantalla partida, con hasta ocho y cuatro jugadores.