Wii

GTI Club Supermini Festa, carreras a lo loco por la ciudad

fotomini

GTI Club Supermini Festa es un juego de conducción que salió hace un par de años tratando de aprovechar el tirón de los simuladores de coches. Aunque la idea tiene su gracia, conducir vehículos de serie por distintos circuitos urbanos de algunas de las principales ciudades del mundo, tiene algunas carencias en el apartado gráfico, algo que una licencia de la talla de Konami, creadora de sagas tan potentes como Pro Evolution Soccer, no debería permitirse.

Elección de coches y circuitos

En esta ocasión el título se desarrolló para la Wii, consola a la que los arcade le funcionan muy bien. Lo primero que tenemos que hacer es seleccionar nuestro GTI entre varios modelos y el circuito urbano en el que queremos demostrar nuestra destreza al volante. También podemos escoger un modo de juego para nosotros solo o el multijugador, en el que encontramos hasta seis modalidades en las que pueden participar cuatro vehículos, además de los que aporta la máquina a modo de molesto tráfico.

Superar obstáculos

En las carreras encontraremos también distintas dificultades, como la espectacular Tomatina Salvaje en la que deberemos esquivar los tomates. También tendremos la oportunidad de recoger objetos (monedas) e incluso participar en un curioso partido de fútbol entre los coches.

Iremos sumando puntos y mejorando así las características y prestaciones de nuestro coche, que cada vez será más competitivo frente a los rivales. El control de los coches  es totalmente arcade.

A nivel gráfico no es todo lo bueno que se espera de un título de Konami. Los coches lucen un diseño aceptable pero no logran mejorar la imagen de un conjunto en general mediocre, nada que ver con el gran Need for Speed.

Sí está bien el modo de juego on-line, que permite disputar las partidas con otros jugadores a nivel remoto.