Wii

Kung Fu Rabbit llega a la Wii U de Nintendo

fotokungfu

Kung Fu Rabbit, el videojuego de acción y plataformas que nació dirigido a los dispositivos móviles de pantalla táctil y apostaba por un sistema de micropagos para dar acceso a las diferentes habilidades que el jugador puede conseguir durante la partida, ha evolucionado para llegar hasta la Wii U, con algunos cambios que lo hacen más completo.

El juego se lanzó originalmente en iPhone y Android como un juego de plataformas bidimensional protagonizado por un conejo que domina el kung-fu y que debe enfrentarse al malo de turno que ha secuestrado a todos los demás conejos.

Mejora gráfica

Ahora, para aprovechar la potencialidad de la Wii U de Nintendo, que ya se puede actualizar, los gráficos se han mejorado para la alta definición y el sistema de controles es mucho más preciso.

En cada fase del juego hay que llegar al final recogiendo las zanahorias y obtener la máxima puntuación. Además, podemos desbloquear fases adicionales y conseguir el acceso a habilidades que compramos con las zanahorias, que hacen de moneda.

En cada fase hay tres zanahorias normales y una dorada, de mayor tamaño, y para conseguirlas hay que ser hábil y explorar los escenarios, ya que en ocasiones no todo es tan lineal como parece.

Hay enemigos, pero en principio solo podemos hacerles frente por la espalda, aunque está la posibilidad de conseguir alguna habilidad extra que nos permite saltar más alto o ser más rápidos. Conseguir las nuevas habilidades nos facilitará el alcanzar nuestros objetivos, pues de lo contrario, la dificultad será cada vez mayor.

En total nos encontraremos con tres mundos con un total de veinte fases cada una, más los niveles adicionales.

Audiovisual

A nivel audiovisual Kung Fu Rabbit es un juego sobrio, con una estética de dibujos animados y gran variedad de colores. La música, por su parte, puede llegar a cansar por su exceso de repetición. La melodía se hace muy monótona.

Con todo, el juego es entretenido y su evolución hacia la consola de sobremesa ha sido positiva.