Nintendo

Layton continúa divirtiendo en su cuarta entrega

Más de tres años resolviendo puzzles y el éxito del Profesor Layton, ahora en su cuarta entrega, parece no tener final. Los enigmas siguen funcionando, los personajes continúan gustando, con una fórmula casi imperecedera basada en los libros de Akira Tago, un profesor japonés que ya ha conseguido vender en Japón más de 12 millones de ejemplares.

Este El Profesor Layton y la llamada del espectro es un título continuista de la filosofía marcada por anteriores entregas, con una jugabilidad ya conocida, pero que sigue dando mucha diversión, eso sí, con nueva trama, puzzles diferentes y algún que otro novedoso minijuego.

Los japoneses de Level 5 no agotan su creatividad y el guión de La llamada del espectro es, posiblemente, el mejor de la saga, en el que se narra el pasado de Layton y cómo conoció a su discípulo Luke.

170 puzzles

Un aspecto importante es que el jugador que llegue por primera vez a Layton no sentirá que se ha perdido algo en el pasado. La trama y la mecánica de juego están perfectamente explicadas en los tutoriales, por lo que nuestra única preocupación debe ser cómo empezar a resolver los 170 puzzles que se nos ofrecen, al margen de los que con posterioridad podremos ir descargando.

Sí es una novedad los tres minijuegos que se basan en conceptos conocidos, aunque esta vez con una mayor complejidad.

Pocos cambios

Si bien en los aspectos de jugabilidad e incluso en los estéticos apenas existen variaciones con respecto a las entregas anteriores, sí es un aspecto a destacar el apartado sonoro, que ha cambiado por completo y resulta más adecuado. La traducción al español también es buena, en la línea que siempre consigue Nintendo.

En resumen, un juego que sigue enganchando pese a su veteranía tanto a los que ya disfrutaron con entregas anteriores como a aquellos que ahora lo descubren.