PC

Little Infierno, un juego sencillo y original aunque técnicamente limitado

fotoinfierno

Little Infierno es un juego para PC quizás poco conocido pero que tiene algunos aspectos que resultan bastante atractivos. Una historia muy original, una jugabilidad extremadamente sencilla y cierta dosis de humor es la combinación de un título que a buen seguro no encabezará las listas de los más vendidos pero que puede resultar entretenido en algunos momentos.

Chimeneas con sorpresa

La historia nos presenta una ciudad en la que nieva permanentemente y los niños recurren alas Little Infierno, unas curiosas chimeneas que, además de calentar, son una caja de sorpresas. Al fuego hay que ir arrojando cosas para calentarnos y, a la vez, iremos desbloqueando objetos.

Contamos con un catálogo de objetos (luego se incrementa el número), con sus correspondientes precios, que vamos quemando y obteniendo dinero a la vez que el fuego lo transforma. Poco a poco tendremos que ir combinando objetos de diferentes catálogos que, al ser quemados, producen curiosos efectos. Por ejemplo, si unimos una bomba con un reloj encontraremos una bomba de relojería.

Habrá situaciones comprometidas pero la mayoría de ellas podremos solventarlas de forma muy divertida.

Sencilla jugabilidad

La jugabilidad es sencilla, al igual que la historia que se nos presenta y es que el título está dirigido a un público más joven.

A nivel técnico el juego es bastante simplista y su fortaleza radica en que proporciona entretenimiento sin profundizar en detalles secundarios. Quizás abusa de sobriedad en este aspecto. Los efectos sonoros y la música tampoco destacan sobre el conjunto, limitándose a ser un mero acompañamiento durante la partida.