Nintendo

Monster Shooter, un clásico de disparos y monstruos

fotomonster

Monster Shooter es un juego de disparos descargable para Nintendo 3DS sencillo pero interesante, con una estética bien cuidada y unos atractivos efectos sonoros. Por menos de 7 euros merece la pena.

El título indica claramente lo que nos vamos a encontrar: monstruos y disparos. Nuestro objetivo consiste en liberar un gatito capturado por los monstruos y lo tendremos que hacer disparando a todo lo que se mueva. Simple, pero adictivo.

Nosotros manejamos al soldado que puede moverse en cualquier dirección. Dispondremos de distintas armas, incluso granadas, minas, escudos temporales, etc. Los monstruos tratarán de evitar que rescatemos al gato y se emplearán a fondo. A medida que nos vayan golpeando iremos agotando nuestra vida.

Superar fases

Tendremos que ir superando distintas fases y el nivel de dificultad irá en aumento. Importante será prestar atención a los botiquines que aparecen y que nos permitirá recargar vida y a las armas que podemos ir almacenando para ser utilizadas cuando las necesitemos.

Al eliminar monstruos nos haremos con su dinero que acumularemos en forma de puntos, necesarios para adquirir las armas.

Tres planetas

En cuanto a las fases del juego, tenemos 60 en el modo historia, cuyos niveles están ambientados en tres planetas diferentes. Quizás se hacen algo repetitivas y no eran necesarias tantas o hubiera sido conveniente distinguirlas más unas de otras.

Su sistema de juego de disparos es sólido, tiene objetivos a largo y corto plazo, tiene progreso para el jugador constante, resulta entretenido y es adictivo incluso después de haber superado casi todas las pantallas. Además, el aspecto audiovisual está bien trabajado. Sin embargo, nos encontramos con que el juego es algo repetitivo, solo cambia un poco por el aspecto de los escenarios y algunos monstruos que se reservan para el final, cosa que acaba agotando al jugador.