Play Station

Need for Speed: de costa a costa por EEUU

La saga de conducción Need for Speed no se pierde su cita anual con los videojuegos y en esta ocasión le toca apostar por la experiencia arcade y desenfadada. El planteamiento del juego consiste en disputar una carrera ilegal que cruza EE.UU. de costa a costa. Éste es precisamente uno de los atractivos del juego, el paisaje, fácilmente reconocible, y que escapa de circuitos o entornos urbanos más o menos previsibles.

Diferentes etapas

La carrera, obviamente, está dividida en tramos y los tiempos se van sumando. La competición nos lleva a correr por carreteras perdidas en mitad del campo, pero también en populosas ciudades con un tráfico en ocasiones endiablado.

La principal virtud del juego se encuentra en la gran variedad de entornos que encontramos al cruzar de costa a costa los EEUU, y menos en los aspectos técnicos y de jugabilidad, quizás previsibles para los adictos al género de los videojuegos de carreras. Sólo destaca, aunque no está muy conseguido, la posibilidad de huir de la policía a pie tras abandonar el coche.

Carreras multijugador

En el terreno multijugador nos encontramos con la opción de competir en carreras de hasta ocho jugadores rotando entre diferentes categorías de coches, lo que nos obliga a tener que adaptarnos a las diferentes posibilidades de esos vehículos.

Queda en manos del usuario decidir si esta entrega es lo suficientemente interesante tras el a toda luces sobresaliente Hot Pursuit de Criterion y la apuesta por la simulación de Shift 2. Para los más expertos quizás no les aporte nada que no hayan experimentado con anterioridad.