XBOX

Omega, una expansión fallida del gran Mass Effect 3

fotoomega

Omega es un paso más en la exitosa trilogía Mass Effect 3. En esta expansión encontraremos otras tres horas de entretenimiento siguiendo las aventuras del Comandante Shepard.

Omega llega tras Leviathan, sin duda una de las expansiones más exitosas del año pasado. Por tanto, si esa fuera la comparación, saldría claramente perjudicada, pues mantener siempre el nivel tan alto no resulta nada fácil en títulos tan completos como es éste, sin duda uno de los más populares a lo largo de todo el año pasado gracias a su potencia gráfica y su cuidadísima estética. La fortaleza de esta versión está más en la potencia del título original que en la propia trama que ahora se nos propone.

Aria T´Loak condiciona el juego

La historia nos lleva de nuevo a tratar de hacer frente a los enemigos más poderosos de la galaxia. Shepard se ve obligado a establecer algo así como una especie de pacto con la enigmática Aria T´Loak, que tendrá sus consecuencias.

Aria nos emplaza a reunirnos con ella en un punto concreto de la Ciudadela, y quiere que no vayamos acompañados. Así, será ella la que condicione el desarrollo de la acción, en función de sus deseos.

Misiones secundarias

Participaremos en también en algunas misiones de orden secundario que también resultan atractivas y nos permitirán llegar en mejores condiciones al objetivo final.

Omega seguro que proporcionará buenas dosis de entretenimiento a los fieles seguidores de Mass Effect 3, pero no está al nivel de otras expansiones de este gran título. Una vez más, el motor gráfico y todo lo relacionado con los aspectos audiovisuales sí están a la altura.