Wii

Power Rangers Samurái, una saga que resiste el paso del tiempo

fotopower

Los Power Rangers son unos personajes que causaron furor gracias a la serie de televisión que los popularizó y que llegó a España procedente de Japón, donde el éxito alcanzó cotas inimaginables, desarrollando un negocio paralelo en distintos sectores que, obviamente, alcanzó a los videojuegos. Pese a los muchos años que el sector lleva produciendo juegos inspirados en la famosa serie, todavía llegan novedades interesadas en exprimir aún más la gallina de los huevos de oro. Los resultados, a decir verdad, no siempre acompañan y existe mucha mediocridad alrededor de los Power Rangers.

Ahora con katanas

En esta ocasión los Power Rangers llegan en su versión samurái para la Wii de Nintendo y podremos jugar en modo individual o multijugador, aunque  sólo para dos personas.

Deberemos enfrentarnos a los esbirros del malvado de la historia y para ello contaremos con la ayuda de las típicas katanas. El peligro llegará en forma de flechas que hay que esquivar.

El juego está totalmente dirigido a un público infantil, por lo que las dificultades son moderadas y es bastante sencillo avanzar hacia el objetivo.

Un aspecto poco cuidado es que las voces están en inglés y los textos subtitulados al castellano, y dado que los principales consumidores de este juego son niños hubiera sido deseable que todo estuviera traducido.

Fórmula de éxito

A nivel técnico este juego está bien trabajado. Los movimientos de los personajes que aparecen en la escena son atractivos y responden con precisión a los controles. La estética del título no por conocida deja indiferente. Es una fórmula de éxito desde hace décadas y se mantiene fiel a ese estilo.

El ritmo de la partida es adecuado, muy dinámico y del gusto de los pequeños jugadores, con mucha acción y colorido. Los más veteranos, mejor abstenerse.