Wii

Rango, sólo para el público infantil

foto rango

No siempre resulta fácil transformar en videojuego lo que ha sido con anterioridad un gran éxito cinematográfico. Rango, película dirigida al público infantil que triunfó en la cartelera, no ha conseguido en su versión para videoconsolas superar al original. Con todo, mantiene aspectos divertidos que hará pasar un buen rato a los usuarios de la Wii más pequeños, aunque esperábamos algo más, sobre todo de una producción que lleva el sello de Electronics Arts.

Plataformas sencillas

El juego parece concebido exclusivamente para el público infantil, lo que ya de por sí limita sus posibilidades. Es un juego de plataformas, sencillo, muy vinculado a la agilidad de la película, sin grandes novedades. Tendremos saltos, secciones que escalar, recogida de objetos… Todo muy previsible.

Lo positivo del juego es a la vez su aspecto más negativo: sencillo y entretenido para niños, pero muy pobre para jóvenes y adultos. De hecho, su duración resulta más bien escasa debido a la escasa dificultad para ir superando los objetivos.

Mucho humor

En cuanto al argumento, destaca por estar lleno de sentido del humor y ofrecer una historia diferente a la de la película, en este caso relacionada con unas misteriosas piedras alienígenas que, tras caer en malas manos, están sembrando el pánico en Dirt. El sheriff Rango tendrá que ocuparse de recuperarlas.

A modo de conclusión, Rango es un juego sencillo, atractivo y divertido si el jugador tiene ocho años, vió la película en el cine y disfrutó con ella. A partir de aquí, poco más, irrelevante para jugadores experimentados.