Play Station

Resistance Burning Skies, un shooter clásico para la PS Vita

fotoresistence

Resistance Burning Skies es un shooter en primera persona diseñado para jugar con dos joysticks en la pequeña PS Vita de Sony. En principio, suena bien, aunque no es oro todo lo que reluce.

Shooter tradicional

El juego tiene todas las características de los shooters clásicos: pasillos en los que vamos avanzando con nuestras armas y disparando a todo lo que se nos aparece por delante. Pocas novedades en este aspecto.

Pese a la expectación que ha levantado este título, sobre todo porque se lanza en unas fechas en las que las comercializadoras invierten mucho en publicidad sabedoras que estamos en el momento más álgido de ventas de todo el año, quizás esperábamos algo más completo.

El juego se nos queda algo corto, y es que enseguida le encontramos el punto y apenas aporta novedades que no hayamos visto antes en otros videojuegos de un género tan masificado tanto en número de títulos como en calidad de algunos trabajos. Unit 13 es una opción mucho mejor, aunque su on-line esté limitado al cooperativo. Porque, eso sí, el on-line de Resistance Burning Skies es un gran atractivo.

La mecánica del juego es sencilla. Disponemos de 8 armas y podemos, además, hacer uso de granadas y un hacha para el cuerpo a cuerpo.

Pobre técnicamente

Técnicamente deja mucho que desear, sobre todo porque las expectativas previas eran muy altas y se pueden ver defraudadas. Para los más expertos en shooters quizás no sea de mucho interés, aunque los jugadores noveles sí encontrarán algunas horas de entretenimiento disparando sin parar.