PC

Storm Legion llega para convertir a Rift en un clásico de los RPG

fotorift

Rift es un título que en su primera aparición gustó y mucho a los aficionados a los juegos de rol. Ahora llega su primera gran ampliación, imprescindible para cualquier RPG que se precie y que quiera tener continuidad. Algunos fracasan precisamente por este motivo, como Vanguard, que era un buen juego pero que no comercializó ampliaciones. Otros, sin embargo, perduran como el fantástico World of Warcraft, con una legión de seguidores siempre expectantes ante nuevas entregas.

Una expansión acertada

La expansión llega bajo el título de Storm Legion, y la verdad es que merece la pena y mantiene la calidad del original. La combinación de estéticas medievales con historias futuristas resulta perfecta. Ahora la historia nos presenta el conflicto entre Crucia y Regulos, dos de los seis dragones a los que habrá que hacer frente.

La acción de Storm Legion se desarrolla en los dos nuevos continentes, Brevane y Dusken, cuya extensión triplica a la del juego original. Aquí es donde encontramos el primero de los grandes aciertos de Trion con la expansión: uno de los problemas de Rift fue el camino único e invariable que ofrecía para alcanzar el nivel 50. Ahora se ofrecen múltiples rutas y posibilidades para subir de nivel, lo que nos da mayor libertad.

Calidad gráfica

Otro de los aspectos a destacar de Storm Legion  es su calidad gráfica. Rift es un juego que sigue sorprendiendo gracias a su impecable acabado artístico.

En el apartado jugable se han incorporado cuatro nuevas posibilidades que juegan un papel fundamental en la personalización de los protagonistas, tanto a nivel de estética como en habilidades.

El modo on-line también es un acierto, pues permite ampliar las posibilidades del título y confrontar con otros jugadores, evitando caer en reiteraciones de luchas que a veces sucede en el modo individual, sobre todo cuando ya llevamos unas cuantas horas frente a la pantalla.