Novedades y Trucos

Tetris: un software que dio sus frutos

tetrisEn la U.RS.S., se reunieron en 1985, algunos programadores e investigadores, como Aleyey Pazhitnov, Dimitri Pavlovsky y Vadim Gerasimov, y con intensidad trabajaron a fin de desarrollar el Tetris. Pazhitnov, jugaba por ese entonces, al Pentamino, que era un juego donde debían encajar numerosas piezas a la perfección y basado en él, es que se decidió a crear y comercializar el Tetris.

El nombre
Existía un juego parecido al Pentamino, llamado Tetramino. De la combinación de esa palabra y Tenis, es que surgió Tetris aunque al principio parecía un poco raro.

El orígen
Del lado ruso, se estaba un poco atrasado a nivel tecnológico. En los E.E.U.U., aparecía Microsoft unos años antes y estos entusiastas profesionales tenían ciertas intenciones de “competir” de alguna manera, aunque a “su modo”. Decidieron comercializar el juego, el que en un principio no fue para nada popular, por lo que se decidió darle difusión entre los amigos. De ese modo, empezó la repartija de copias, que por cierto terminó mal, porque personas absolutamente ajenas al grupo, hicieron del juego algo muy redituable.

Batalla legal
Debido a esos “robos”, fué Pazhitnov, quién logró ser reconocido como el creador. Años más tarde cuando Nintendo en su consola de videojuegos, incorporó el juego, el mismo ganó muchísimo en popularidad. Realmente el juego, marcó una época y no existe ningún joven de aquella época que lo haya jugado o haya oído hablar de él. Pazhitnov, realmente se hizo rico con el Tetris y él mismo reconoce que a pesar de que con las acciones que tenía en Microsoft, le fue bien, su fortuna fue amasada con el juego de “su” creación.

Opiniones
Muchos critican a Pazhitnov, como es común con la gente que tiene demasiado éxito, pero hay una única realidad y es que él dedico años de esfuerzo, con una tecnología un poco obsoleta, para lograr un entretenimiento, que se puede decir “hizo historia”. Algunos le achacan que él robó la idea y que fue su gran perspectiva y habilidad para los negocios, lo que lo hizo triunfar. Pero es innegable, su capacidad, su tesón y su empeño en lograr lo que lo desveló durante mucho tiempo, más allá de el fin que persiguiera. Si este fuera económico, no habría nada para objetar. O conocemos muchas personas que trabajen durante años, exclusivamente por amor a lo que hacen. Con pocos recursos, lo logró y no es poco.

Imagen: Gob.mx