PC

The Bridge, un juego de puzzles que sorprende por su originalidad

fotobridge

Las compañías suelen arriesgar poco a la hora de crear juegos y por eso es difícil encontrar títulos originales que aporten novedades y sorprendan a los jugadores. The Bridge entra en la categoría de estos últimos, un juego de puzzles atractivo, dinámico y diferente a lo que suele ser habitual.

Controles sencillos

El juego comienza despertando al protagonista principal, escogiendo unas flechas que señalan a izquierda o derecha, y que inclinan el mundo hacia el lado elegido. A partir comienza la acción con un sistema de controles muy sencillos y en el que tenemos que ir descubriendo como actuar por nosotros mismos, probando distintas acciones, pues no tenemos ningún tutorial ni indicaciones. Lejos de ser un problema, esto nos posibilita ampliar las opciones de juego.

The Bridge plantea 24 niveles distintos donde nuestro objetivo será atravesar la puerta que se encuentra en cada uno de ellos sorteando las dificultades en forma de estructuras donde las leyes de la física no siempre se muestran como las conocemos.

Gracias a la simpleza de sus controles podremos centrarnos al 100% en resolver los puzzles y no tendremos ninguna clase de distracción externa.

Adictivo

El nivel de dificultad está muy bien medido, planteándonos retos más o menos simples en el primer mundo que poco a poco se van complicando en el segundo y en el tercero para finalmente ponernos contra las cuerdas en el último. Superado este tramo de juego, desbloqueamos el mundo invertido, aumenta la dificultad y se vuelve más adictivo.

A nivel audiovisual el juego es correcto, con escenarios bien representados en escala de grisis y donde todo está al servicio de la jugabilidad.