PC

Thunder Wolves, batallas de helicópteros al modo clásico

fotohelicópteros

Thunder Wolves es un videojuego arcade de estilo clásico en el que el jugador puede pilotar varios tipos de helicópteros con los que cumplir las misiones que se le proponen, desde protección de unidades hasta la destrucción de objetivos móviles o terrestres. Intenso y frenético, engancha.

Batallas espectaculares

En este juego encontramos batallas espectaculares con cientos de enemigos a los que debemos eliminar desde el helicóptero que pilotamos. Y todo ello acompañado de una espectacular banda sonora que recuerda a las mejores escenas de las clásicas películas cinematográficas del género.

Disponemos de 13 misiones en la campaña principal y todo es sencillo y directo, y quizás reside ahí la grandeza de este título, que nos hará pasar unos buenos ratos recordando a los juegos que triunfaban hace un par de décadas. Apuntar y esquivar es prácticamente todo lo que tenemos que hacer, pero pronto nos veremos atraídos por la dinámica de la partida y no podremos resistirnos a continuar hasta haber acabado con nuestros objetivos militares, que no son pocos.

El juego llega en versión descargable para PC por menos de 15 euros pero también lo podemos encontrar en versiones para la Xbox 360 y, por supuesto, para la PlayStation 3 de Sony.

Audiovisual

El motor gráfico funciona muy bien en una amplia variedad de equipos, presentando escenarios de grandes dimensiones plagados de estructuras y enemigos que podremos hacer saltar por los aires con total libertad.

La recreación de los elementos que participan en la acción está muy conseguida, y además la música es un elemento indispensable en este juego, pues la selección de melodías ha sido un gran acierto, aportando un gran dinamismo al juego.

Seguro que existen mejores juegos arcade pero Thunder Wolves es una buena opción para jugadores que no requieren videojuegos complejos y se divierten con esquemas más sencillos. Es una propuesta que cualquier aficionado al género debería al menos considerar.