Play Station

Tokyo Jungle, la jungla en la ciudad

Un Tokyo devastado poblado de animales salvajes y, atención, un diminuto perro Pomerania como héroe de la función. Esta es la propuesta de Sony para un videojuego que resulta muy divertido y desafiante, donde la acción y la estrategia son necesarias a partes iguales para disfrutar de una gran aventura junto a todo tipo de animales.

Tokyo Jungle narra como Tokyo, y suponemos que el mundo entero, se ha quedado sin rastro de población humana tras una hecatombe. Los únicos supervivientes de esta catástrofe han sido la flora y la fauna, por lo que la otrora moderna ciudad ahora es una urbe en ruinas donde todas las especies campan a sus anchas.

O perro o ciervo

En el modo disponible desde el principio, Supervivencia, te puedes poner en la piel de un perro Pomerania o de un ciervo japonés. Poco a poco se irán desbloqueando otros animales, pero la base del juego sigue siendo la misma: serás un depredador o un herbívoro. La diferencia entre los primeros y los segundos es obvia: si unos cazan para vivir los otros lo hacen comiendo las plantas que crecen por toda la ciudad. Pero la necesidad de supervivencia será la misma en ambos casos.

Sobrevivir a los peligros

Pero aparte de sobrevivir, ¿cuál es el propósito de Tokyo Jungle? Pues, además de ir superando los retos que el juego te propone, tendrás el de la vida misma: perpetuar tu especie. Tu triunfo en el juego se mide por los años que logras mantener con vida al animal así como por las generaciones de la especie que seas capaz de mantener.

Juego entretenido, con una estética cuidada aunque flojea en el apartado sonoro, quizás algo inapropiado para la jungla en la ciudad.