Play Station

WRC 3, cumple las expectativas

La marca oficial del campeonato mundial de rallyes regresa con la tercera entrega de esta saga. Milestone, la encargada de desarrollarlo, ha intentado “suavizar” la mecánica del juego para obtener un resultado que sea compatible con los amantes de la simulación más exigentes sin cerrar las puertas a los novatos.

Tres opciones

En esta ocasión, se ha cambiado todo lo que no terminó  de funcionar en la segunda entrega. El cambio más apreciable es el contenido, dividido en tres apartados: Campeonato WRC, Camino a la Gloria y el Multijugador.

Los vehículos muestran ahora una apariencia mucho más conseguida y los escenarios se han recreado en función de los parajes que encontramos en la realidad, con una variedad de localizaciones que recorre buena parte del mundo, cada una con sus propias condiciones climáticas y ambientales. El comportamiento del coche ha mejorado.

Importantes avances

WRC3 recoge el testigo de su antecesor mejorando prácticamente todo lo que se criticó de él: desde el apartado gráfico hasta el sistema de control, pasando por el contenido e incluso por la música o por los comentarios del copiloto. Milestone ha conseguido mejorar su producto gracias a decisiones que ofrecen una visión clara del tipo de juego que es, todavía una mezcla entre el arcade y la simulación, con muy buenas ideas que no se han sabido ejecutar con precisión.

Es un título muy divertido que este año no tiene rivales en el mercado, aunque da la sensación de que se podía haber hecho aún mejor. Los aficionados se conformarán; los que no, encontrarán en él un buen producto con el que pasar el rato.