Wii

Xenoblade Chronicles, rol de alto nivel

Sin duda los japoneses han sabido sacar provecho a los juegos de rol en los videojuegos. Son unos maestros del género. Y este Xenoblade Chronicles para la Wii es la mejor prueba. Aquí Nintendo no inventa nada en una temática muy trillada, pero ha conseguido ser un juego interesante, bien realizado y que engancha. Objetivo, pues, cumplido.

Xenoblade Chronicles está cuidado hasta el más mínimo detalle, tanto a nivel estético como al propósito del juego.

Historia compleja

Parte de una historia épica, un enfrentamiento ancestral entre dos titanes, uno biológico y otro mecánico, que serán la base de todo. Generaciones después, sus cuerpos, supuestamente inertes tras un enfrentamiento, han servido de recipiente para que prospere la civilización, con sus espectaculares guerras de turno incluidas. Y lo único que puede salvar a la raza humana de sus enemigos mecánicos es Monado, una misteriosa espada con poderes especiales.

La historia es compleja y, aún cargada de tópicos y personajes mil veces vistos en otros juegos, atrapa al jugador.

Muy dinámico

Aunque nuestro protagonista ataca de manera automática, en todo momento se pueden controlar sus movimientos y elegir entre un amplio abanico de técnicas especiales, que van desde curar hasta golpear de muchas maneras distintas. Y también se puede sumar esfuerzos con los otros compañeros de grupo. En definitiva, una fórmula bastante dinámica.

También es digno de destacar la banda sonora, que acompaña a la historia de forma adecuada, así como las muchas opciones de personalización de los protagonistas.

En definitiva, es un juego de rol entretenido, que da gran importancia a la acción y con una estética muy lograda.